¿Qué es la macrobiótica?

La macrobiótica se basa en los principios opuestos y complementarios del yin y el yang, que representan los principios masculino y femenino, presentes en todas las culturas. En todas partes estos dos principios manifiestan las dos fuerzas primordiales, las dos polaridades positiva y negativa que obran conjuntamente para dar nacimiento a la creación. Estas dos tendencias deben equilibrarse mutuamente y este equilibrio mantiene la vida y la salud, animando de esta manera a toda la naturaleza.

Como estamos sujetos a las leyes que gobiernan todos los organismos vivientes, comprender estas interacciones es fundamental para reconocer que todo lo que hacemos, incluyendo lo que comemos, crea la vida que tenemos.

Por eso los signos de falta de armonía que equilibran nuestra salud tienen que ver con la mente, el cuerpo y el espíritu. La desarmonización de la energía que provoca una enfermedad nos tiene que hacer reflexionar sobre nuestra forma de vida, revisar nuestra alimentación, recurrir a ejercicios, masajes, meditación, vida al aire libre, además de desarrollar nuestra espiritualidad y nuestra psiquis.

Todo este conjunto totalmente necesario para una vida más plena debe ser globalmente encarado en forma gradual. La comprensión de lo que propone la macrobiótica no es solamente una forma de comer sino una forma de vida.